COMPRAMOS METALES

Compramos metales tales como el aluminio, cobre, bronce, hierro, acero, zinc, plomo, radiadores, bochas de heladeras, etc... para luego reciclarlos. En el caso de que su batería no funcione, aceptamos la misma para su posterior reciclado.

El plomo y el plástico se recuperan por completo, para ser usados en la producción de nuevas baterías. Las baterías están compuestas por materiales reciclables obtenidos en la zona (baterías y plomo en desuso) con el mero fin de reducir al máximo el impacto en el medio ambiente.

El recupero de los acumuladores en desuso es para nosotros una tarea fundamental, por ello compramos baterías usadas que ya no funcionan y también  metales como el aluminio, cobre, bronce, radiadores, bochas de heladeras, plomo, etc… para poder reciclarlos. Los desechos sólidos (óxidos y polvos) son enviados a recicladores especializados en plomo, para su re elaboración, obteniendo así nuevamente la materia prima para la producción.

La re utilización del agua en los diferentes sectores es una de nuestras prioridades, para ello, mediante el uso de un circuito cerrado en las operaciones de refrigeración y producción minimizamos el consumo de este vital recurso. Conscientes de los valores de la preservación del medio ambiente y del cuidado de nuestra gente, ponemos todo el profesionalismo e inversión necesaria para alcanzar, seguridad, calidad y preservación máxima.